El WC con alarma en la taza


Era uno de los restaurantes más caros y selectos de la ciudad, donde casi todo estaba prohibido o mal visto (se decía que hasta por toser te expulsaban del lugar). El caso es que, al reformar los baños, decidieron instalar la última tecnología, y pusieron un jodido retrete posmodernista con alarma en la taza. 

Para ello, el váter en cuestión emitía un pitido agudo y espantoso que se escuchaba hasta el último rincón del restaurante cuando le caía orina en la taza. Cómo diferenciaba la orina de otros líquidos o un escupitajo es algo para lo cual no tengo explicación. 

Al salir del WC, visiblemente abochornado, me encontré con el maître y cuatro comensales con muy mala cara que me cogieron en volandas y me lanzaron por la salida de emergencia.

Comentarios

Read this blog in your language!

Categorías