Mentira


Comer en algunos restaurantes es una mentira, joder. Te sientas a que un siervo de mentira te atienda con palabras amables de mentira, te sirva comida de mentira y te desee un buen provecho de mentira. Luego le pagas con dinero de mentira, y te vas a tu casa a vomitar. Pero ese vómito no es de mentira.

Comentarios

Publicar un comentario

Read this blog in your language!

Categorías