El final de la historia


No recordaba haber comprado aquella saga de novelas, como tantas otras cosas después del accidente, pero allí estaban, en su estantería. Las devoró en pocas semanas, sin poder pensar en algo que no fuera su trama y los personajes. Cuando terminó de leerlas, descubrió con espanto que no tenía el último volumen de la saga. Necesitaba saber el final.
 
Corrió a la librería, y al entrar, todos los presentes se le quedaron mirando muy sorprendidos. Se acercaron rápidamente varios clientes pidiéndole un autógrafo, y uno de ellos le suplicó, con lágrimas en los ojos, que escribiera de una vez por todas el final de la historia.
 
El final de esta historia.

Comentarios

Read this blog in your language!

Categorías