La Orquesta del Claxon


Ojalá los atascos sirvieran para algo. Ojalá todos esos conductores agrios con hijos llorones en el asiento trasero y un archivador de facturas sin pagar hicieran algo divertido. Componer una melodía todos juntos, sumando tonalidades de cada claxon, primero unos, luego otros, con un policía local como director de orquesta.

De esa forma, quizá, ese tipo no se habría bajado a reventarle el espejo al todoterreno que se le cruzó en la rotonda. De esa forma, quizá, el del todoterreno no habría sacado el machete que guardaba debajo del asiento. 

De esa forma, quizá, no habríamos estado dos horas en el atasco esperando a que levantaran el cadáver.

Comentarios

Read this blog in your language!

Categorías