Cómo dejar de fumar

En honor a J.R.

Se hizo millonario con una técnica revolucionaria para dejar de fumar. Antes que él, un sinfín de médicos e hipnotizadores lo habían intentado sin éxito. Pero la clave no estaba en caros tratamientos con la última tecnología láser, ni tampoco en los parches de nicotina con superglue que desmembraban a la persona si decidía abandonarlos. Solo era necesario contar con un amigo dispuesto a colaborar en el tratamiento.

Cada vez que se encontraba en una situación de extrema ansiedad fumadora, su compañero le proponía salir a fumar "en cinco minutillos", en un interminable bucle nolaniano

La solución siempre estuvo al alcance de todos, pero fue él quien la descubrió: dejar de fumar pensando que va a fumar.

De esta forma lograba aguantar sin nicotina noches enteras de ocio. Casi podía palpar ya el cigarro, casi podía encenderlo y darle una sonora calada en formato beso.

Pero no había de qué preocuparse, porque iba a fumar "en cinco minutillos".

Comentarios

Read this blog in your language!

Categorías