La habitación


Al principio pensaron que era un extraño patógeno. Luego, que era posible que hubiese algún tipo de toxicidad. Más tarde trajeron equipos de detección de radiación. Y el último en llegar fue un exorcista.

Pero nadie consiguió encontrar una explicación razonable al hecho de que toda persona que entraba en la habitación moría a las 48 horas.

Comentarios

Read this blog in your language!

Categorías