¿Qué tal un poco de alergia?


Un centro médico pionero propone una terapia innovadora contra el estrés. Se trata de inocular, mediante un proceso avanzadísimo de última tecnología epigenética, una alergia temporal muy grave en el paciente. Lo venden con el eslogan "¿Qué tal un poco de alergia?"

Los alérgenos a elegir son amplios y variados: polen, gluten, funcionarios públicos, marisco, cacahuetes, partidos políticos...

Una vez elegido, el especialista alergólogo le inocula la espantosa sustancia y usted permanecerá terriblemente alérgico durante el periodo de tiempo incluido en el pack.

En las próximas semanas, el paciente se encontrará próximo al desfallecimiento, aprenderá lo que es la vida y, en palabras del propio equipo médico, "a dejarse de tonterías". 

Si se logra superar el tratamiento, los restos de la sustancia se eliminan por vía fecal, y el paciente gozará de una relajación y una paz mental sin precedentes.

¿A qué espera? ¿Qué tal un poco de alergia?




Comentarios

Read this blog in your language!

Categorías