Haga el favor de plastificarse


Hoy he salido a la calle y me he encontrado a la gente plastificada. Al principio pensaba que eran uno o dos de esos pirados que se envuelven con papel de aluminio, pero después de cruzarme con más de diez personas me he dado cuenta de que pasaba algo raro.

La gente va literalmente envuelta en plástico transparente, como el que usábamos para forrar los libros del colegio. Están tan bien enfundados, con el plástico tan bien pegado a la piel, que solo se aprecia cuando les incide un rayo de sol y se refleja en la superficie.

No entiendo qué carajo está pasando. Al entrar en el supermercado todo el mundo se me ha quedado mirando con mala cara y el guardia de seguridad me ha pedido de muy malas maneras que hiciera el favor de plastificarme o abandonara el establecimiento.

Es cierto que llevo unos cuantos meses sin salir de casa desde que anunciaron la fuga radiactiva a la atmósfera, pero joder, no pensé que fueran a cambiar tanto las cosas. 

Si lo llego a saber sigo comprando online. Corto transmisión.





Comentarios

Read this blog in your language!

Categorías