Imagina que te enviaran a disfrutar de tus vacaciones de ensueño, ¿cómo serían?


Mis vacaciones ideales no serían en Punta Cana, en ningún resort acotado para turistas con todo incluido.
No, señor. 

Mis vacaciones ideales comenzarían en un restaurante neoyorquino de moda, donde me sentaría completamente solo a disfrutar del plato y del vino más caro de la casa, con Tom Cruise cenando a solo un par de mesas de distancia, el jodido Tom Cruise. 

En un momento dado, cuatro encapuchados con fusiles irrumpirían en el local con la costurera intención de coser a balas a un capo de la mafia que también estaría cenando en el restaurante, vaya con las casualidades.

Tom se levantaría y reduciría con pocos golpes a la mitad de los asaltantes, mientras yo haría lo propio con los otros dos, gracias al kubotan que siempre llevo encima (por si no lo saben, es un llavero de defensa personal que hace mucho, mucho daño). Tom se quedaría tan asombrado conmigo que al terminar la cena se acercaría a mi mesa para ofrecerme un papel en su próxima película de Misión Imposible. 

Y al jodido Tom Cruise no se le dice nunca que no.

Comentarios

Read this blog in your language!

Categorías