Únete a Telegram y persíguenos en Instagram

La verdad sobre El nacimiento de Venus




Seguro que conoce este cuadro. El nacimiento de Venus, de Botticelli. Una obra cumbre del renacimiento italiano que bla y bla. Qué se ha creído usted, esto no es un blog de arte. Si lo que quiere es saber más de esa obra, haga el favor de buscarla en Google y obtendrá toda la información falseada que quiera.

Lo que nos ocupa aquí es un asunto de mayor importancia, la VERDAD.

Agárrese a su teléfono —cada vez menos— móvil de diez pulgadas, porque lo que viene ahora le hará perder el equilibrio cognitivo. 

El nacimiento de Venus fue generado por Inteligencia Artificial. Sí, por un programa. Pero ¿cómo? se estará usted preguntando, si en el siglo XV lo más cercano a un software era el programa de tortura de la Inquisición.

Muy sencillo, Botticelli, al igual que tantos otros artistas de la historia, es en realidad un científico de datos del futuro, un viajero del tiempo. Y no de los mejores, ni mucho menos. De hecho, ese es el motivo por el que todos ellos han viajado a otras épocas para deslumbrar con su arte: porque en su época eran mediocres.

El cuadro, por supuesto, es real, como sabrán los que lo han contemplado en directo, pero hágame caso, no tiene ningún mérito, fue impreso con nanotecnología para fingir el temple sobre lienzo de la época. 

Para terminar, la frase motivadora de la semana: no dejes que nadie te frene, tú podrías pintar El nacimiento de Venus. Siempre y cuando dispongas de IA y nanotecnología, por supuesto.




Comentarios

Read this blog in your language!